viernes, 24 de junio de 2011

Amenaza de desequipamiento en Montesa, o cómo no se deben hacer las cosas

Me ha sorprendido ver en la zona de escalada de Montesa un cartel que reza algo así como:
"Respeta tu entorno, no ensucies, tal y tal, o se desequiparán todas las vías por debajo de 6c."
A quien corresponda, me gustaría decirle que hay varios errores de concepto:
La gente que calienta en 7a no tiene por qué ensuciar menos que la que hace quinto. Me parece una tremenda injusticia tener unas paredes idóneas para principiantes y no permitirles escalar porque por su escaso nivel deducimos que son los causantes de la degradación del entorno.
La gente que calienta en 7a normalmente no va a Montesa. Lo que significa que el pueblo estaría perdiendo un atractivo turístico que, unos pensarán que es mucho otros que es poco, pero revierte ingresos a los comercios del pueblo. Esos comercios pagan sus impuestos al Ayuntamiento, ¿por qué no gastarlos en el mantenimiento de una "instalación deportiva"? Creo que por ahí debería ir el camino.
Me consta que ensucian bastante, probablemente más, la gente que acude al pequeño merendero que hay en la entrada. ¿Qué les prohibimos a los domingueros y otros "usuarios" de dichas mesas? ¿Ellos sí tienen derecho a ensuciar sin perder nada?
Y por último, cómo no, (un brindis al sol) dirigido a quienes han provocado dicha situación: ¿qué os cuesta llevaros vuestra basura con vosotros? ¿para qué vais a escalar si ni siquiera entendéis el concepto de respetar vuestro entorno?
Y es que en Montesa se ve de todo. Ahora me acuerdo de aquel día en que un personaje estaba dando un "curso de escalada" allí. Yo, mientras aseguraba, echaba un vistazo curioso. A la altura de la tercera chapa, había un alumno colgado de un montajillo lioso hecho con mosquetones y tal. ¿¿?? "Monitor": "Vale, suelta ese mosquetón y yo te bajaré". Alumno: "Pero si suelto ese mosquetón caigo al suelo". "No, fíate de mí, suéltalo sin miedo". Yo: "Oye, perdona que me meta, pero tiene razón, si lo suelta se pega un buen culetazo". El monitor miró detenidamente el montaje, reflexionó, e improvisó: "Pero el mosquetón de la pared no, decía el que tienes en el portamaterial, claro". Ja, digo... ¡ja!

jueves, 23 de junio de 2011

La batalla contra la mente

Hacía años que no ensayaba una vía más de una tarde. El bloque Año javático, 7A o 7A+ de Almenara, (bloque porque se va sin cuerda, pero son unos 25 movimientos) no es difícil, de hecho lo saqué hace años algo así como al tercer pegue, aunque por una versión ligeramente distinta, que es como me lo contaron en su día. Pero este año, con esto de las lesiones, estoy flojo y sin pila, así que empecé a darle pegues hace tres semanas, y no había forma. Poco a poco lo fui matizando (supliendo mi falta de pila con un flash milimetrado) hasta que la semana pasada le di 3 pegues seguidos quedándome a un paso del top. "Esto está hecho, a la próxima cae." Dos días después volví con la idea de quitármelo de encima, pero el que cayó volví a ser yo. "Ok, estoy cansado, descansaré un día y volveré más fresco". Así lo hice, pero al siguiente pegue iba más intranquilo por el hecho de estar solo, y volví a caer donde siempre. Cinco caídas en el último tramo. Empezaba a haber un diálogo en mi mente, "qué leches me pasa, no pienso parar hasta que la haga", "no te obsesiones, entrena más y ya volverás", o "déjate la escalada, decididamente no vales para esto". Entonces recordé que escalar no es solo conseguir que tu cuerpo repita una serie de secuencias. Escalar es todo, es también vencer a tu mente, tus bloqueos, tus limitaciones... Hace dos días volví, volvía a estar solo, pero iba decidido a hacer las cosas bien: concentración, buen calentamiento, visualización. Empiezo, paso, paso, reposo, voy bien, perfecto, segunda parte, paso, paso, uf, me noto cansado, queda un movimiento, toco el top, ¡al suelo! ¿¿¿¿cómo es posible que se me haya abierto la mano????

Esta vez sí que era la oportunidad perfecta para mandarlo todo a la mierda, pero acepté el reto, hasta me gustó. La verdad, prefiero que mis retos sean 7B, pero ¿lo importante no es luchar contra nosotros mismos? ¡Pues si un 7A/+ me cuesta como un 7B, a ponerle las mismas ganas! Ayer volví a la cueva: calentamiento, visualización, los colchones en su sitio, me quedo solo pero no me importa porque no voy a caer. Música en el móvil para animarme, pongo la cámara (me equivoco y grabo con calidad baja), vamos allá, paso, paso, reposo, qué bien voy, llegamos al punto crítico, concentrado en los movimientos, ni un fallo, no me doy ni cuenta y tengo ambas manos en el top. Ha sido fácil, como tenía que ser. Escalar me sigue gustando cada día más. Quiero nuevos retos, le he encontrado el gusto también a ensayar vías.

video

miércoles, 15 de junio de 2011

Me pasé la infancia viendo montar un rocódromo

Hasta hoy no sabía por qué de pequeño me gustaba tanto Fraggle Rock, y concretamente los curris (esos pequeños e incansables obreros). Creo que estudié ingeniería para poder ponerme un casco como ellos (el único casco que me he puesto es un Petzl y no ha sido en horas de trabajo, pero bueno). Pues me equivoqué: lo que realmente me llamaba la atención es ¡el peazo de rocódromo que estaban construyendo!


lunes, 13 de junio de 2011

...y a la tercera petición resucitó

Mi interés por actualizar este blog se fue perdiendo hasta que murió hace unos meses, debido a dos factores: no he tenido nada relevante que contar, y no veía sentido a escribir algo para que nadie lo leyera (a juzgar por la escasez de comentarios recibidos). El primero de los motivos la verdad es que sigue igual. El otro, me ha sorprendido gratamente el ver que tal vez me equivocaba. Este finde he recibido una tercera petición de que resucite el blog, y si lo que estudié en estadística es cierto, dado el pequeño tamaño de la muestra (escaladores con los que he hablado sobre blogs en lo que va de año), debo suponer que tenía muchos más lectores de los que pensaba (creo que hay herramientas de google para ahorrarme las elucubraciones estadísticas, pero en fin, en el fondo creo que me gusta...)

Y ya que estamos de vuelta, pues toca comentar el acontecimiento de este fin de semana: la compe de bloque de Nules. Menuda exhibición de trabajo bien hecho por parte de los organizadores, patrocinadores de alto nivel (tremenda la cantidad de premios que se sortearon), organización cuidada al detalle (me encantó lo de que estuviesen tapadas las ventanas para que el sol no le diera al público de cara) y esfuerzo por parte de todos (anda que si le pido yo a mi Ayuntamiento el pabellón tres semanas dónde me mandan...) Me gusta pensar que también he puesto mi granito de arena, que algunas ideas se han sacado de la compe de Torreblanca o que por lo menos hemos contribuido a fomentar la ilusión por organizar eventos de este tipo en la provincia, ¡que ha pasado de tener pocos a ser la que más tiene!

Por mi parte, me lo pasé genial, aunque competía al 75% (2 piernas y 2 medios brazos) y muy falto de forma... El hombro y el dedo (supraespinoso y poleas para ser más exacto) cada día me dan más problemas, y con ellos el dilema: "Parar o no parar"... A falta de una gráfica de mi motivación, sirva la de 8a.nu sobre las horas de entrenamiento:


Se puede apreciar que sigue la forma conocida como "dientes de sierra", o sea, semana supermotivado significa semana siguiente de parón... O sea, que mientras decido si parar o no parar, mi cuerpo decide por mí con un interminable paro-no paro-paro-no paro... Y el último día en que me sentí medianamente en forma (tramo amarillo para los ajenos a 8a.nu) va quedando cada vez más lejos, allá por finales de enero (y el anterior a éste, ni me acuerdo).

lunes, 6 de junio de 2011

El difícil arte de graduar

Anteayer, mientras volvía de mi amada (y asfixiante en verano) Montesa, estuve reflexionando sobre lo difícil que es graduar una vía. Porque hace un par de años, tras una ascensión rápida a Taxi Bou (7b en todas las reseñas), se me llenó la boca (el teclado) escribiendo en una entrada como ésta que esa vía sería 7a o 7a+ como mucho, y sin embargo, tras los aproximadamente 10 pegues que necesité ayer, pienso que el 7b está más que bien merecido... En general, todo me parecía al menos un signo más que otras veces. Entonces, si no soy capaz de estar de acuerdo conmigo mismo en el grado de una vía, ¿cómo va a estarlo el conjunto de escaladores, desde el más fuerte al más técnico, del más alto al más bajo, del más experto al más novato...?

En realidad, normalmente da igual el grado que me parezca a mí que tiene una vía, salvo en el caso de mi escuela (Torreblanca), con esas reseñas que circulan por ahí hechas por mí... Claro, me siento responsable de los posibles falsos éxitos/fracasos que puedan ocurrir debido a un error de graduación. Porque ayer estuve allí por primera vez en 2 años, y aún me sabía de memoria la ubicación exacta de cada canto... Tiendes a decotar. Yo de momento mantengo una graduación "filtrada" por unos cuantos repetidores, salvo en Imposible al natural, que es la única que no está repetida...